No cabe un alfiler más en . A tan solo un día de la celebración de la , cientos de personas abarrotan este lugar en busca de un regalo para sus seres queridos.

De esta manera, los jirones Andahuaylas, Ayacucho, Cusco y Paruro se han vuelto intransitables.

Los más beneficiados son los ambulantes que ofrecen todo tipo de productos en este lugar, afectando a los comerciantes de galerías como Mina de Oro o La Gran Mesa.

Si bien hay serenos de la resguardando la zona, estos nada pueden hacer para retirar a los informales.