(USI)
(USI)

Los fines de semana se han convertido en sinónimo de embriaguez para un gran número de adolescentes de entre 13 y 18 años. Uno de los motivos es la gran oferta de discotecas en las que se organizan las denominadas fiestas 'matiné': eventos diurnos, exclusivamente para menores, en los que la ingesta de licor no tiene límites.

Esta es una de las razones por la que, según un estudio de Cedro, el consumo de alcohol en adolescentes ha aumentado y la edad de inicio ha disminuido. El informe advierte que un 30.3% de menores, de entre 13 y 15 años, bebe al menos dos veces por semana.

SIN CONTROLAsí lo explicó el responsable del servicio de Consejería 'Lugar de Escucha' de Cedro, Milton Rojas, quien dijo que la mayoría de estos locales están en Barranco, Los Olivos y San Juan de Lurigancho. "No hay fiscalización de las autoridades locales", manifestó.

SABÍA QUE

- Según un promedio del estudio de Cedro, el 58% de escolares y universitarios ingiere licor más de dos veces por semana.

- El inicio temprano en el consumo de alcohol también puede producir un alto riesgo de encuentros sexuales entre menores.