Una pequeña de 4 años con una extraña enfermedad genética de “párpados caídos”, que afectaba su vista, logra recuperarse gracias a la intervención de especialistas oftalmólogos del (INSN) San Borja, quienes realizan las primeras intervenciones en pacientes pediátricos.

La menor nació con el síndrome de Blefarofimosis, una rara patología que se caracteriza por la caída de los párpados estrechos en sentido horizontal y párpados superiores ocasionándole serios problemas de visión como ambliopía profunda (disminución de la visión de uno de los ojos), ametropía severa que puede ser miopía, hipermetropía o astigmatismo (vicios de refracción), lo que afecta el desarrollo del menor e incluso su rendimiento escolar.

El tratamiento de este mal se realiza en forma ambulatoria aplicando modernos procedimientos que ayudan a mejorar la función visual. La menor fue sometida a una cantoplastía que consiste en ampliar la endidura palpebral de ambos ojos, seguido de la suspensión frontal para el manejo de la caída de los párpados, con óptimos resultados.

El INSN San Borja ha iniciado con estos procedimientos a partir de este año 2019 y ya son varios los casos intervenidos con éxito, dándole el tratamiento adecuado que no reciben en otras instituciones de salud pública, pues de acuerdo a los especialistas “una cirugía en la edad pre escolar aumenta las posibilidades de mejorar la capacidad visual”.

DATOS

- Estos casos son tratados en forma gratuita gracias al Seguro Integral de Salud, estando comprendida dentro del grupo de enfermedades raras y huérfanas.

- La prevalencia del síndrome de Blefarofimosis es de 1 en 50 mil nacidos en el mundo, aproximadamente.

- El INSN San Borja ha realizado, en paralelo, 21 cirugías exitosas de catarata infantil congénita y 6 de glaucoma infantil (presión intraocular), además de la implementación de un Centro de Estimulación Visual para la identificación y tratamiento oportuno se menores con problemas ofatlmológicos.