Mientras continúan con su huelga en demanda de aumentos salariales y mejores condiciones laborales, los médicos de aprovecharían la situación para atender a los asegurados en sus clínicas y laboratorios privados.

Según denunció 90 Segundos, varios pacientes con leucemia no pueden ser atendidos pese a tener un seguro. Por ello, deben obtener su diagnóstico en un instituto privados donde un análisis puede costarles hasta S/.950.

Lo peor de todo es que el centro a donde son enviados es el Instituto de Investigación y Aplicación Celular, propiedad del médico Antonio Carrasco Yalán, quien atiende en el hospital Almenara, pero no labora desde que se plegó a la huelga.

RADICALIZARÍAN LA MEDIDAAhora, el secretario general del sindicato de médicos del perú, , anunció que radicalizarían la huelga ante el ultimátum que dio Essalud para quienes no cumplan con sus labores.

"Si la institución despide a un trabajador, todos los trabajadores nos retiraremos de la institución", advirtió.