El teniente alcalde de Lima, , reconoció que fue un error la playa La Herradura, pues consideró que los técnicos que tomaron esa decisión "midieron mal" los riegos y no tomaron en cuenta el oleaje.

"Obviamente esto tenía el riesgo de que la marea crezca, lo cual no es normal en el verano. La crecida se presenta generalmente en marzo o abril y efectivamente la mala suerte a veces juega un rol acá y hay que reconocer. Yo creo que el error fue medir mal el riesgo", dijo en Canal N.

Sin embargo, respaldó la labor del arquitecto responsable de la obra, , al argumentar que es una persona competente y visionaria.

Asimismo, indicó que el arenamiento era solo una parte de la presentación de los trabajos. "La propia alcaldesa el día de la inauguración dijo que no era una obra de arenamiento, que el tema de la arena era una media absolutamente parcial hecha en ese momento para la presentación de la obra", puntualizó.