La Policía de la provincia de , en , detuvo a Rosalyn Ordóñez Espíritu, de 19 años, asesina confesa de su menor hijo de solo cinco meses de nacido. La mujer usó un potente pesticida de uso agrícola para acabar con la vida del pequeño, quien padecía de .

La filicida alegó ante las autoridades que tomó la fatal decisión al no encontrar un cirujano que pudiera curar la malformación de su hijo, debido a su precaria situación económica.

Esta versión fue confirmada por el padre de la asesina, Roque Ordóñez Vílchez, a quien la Policía lo incluyó en la investigación como sospechoso de ser cómplice de su hija. El papá del menor asesinado también es investigado.

Este crimen ha conmovido a la población de Chaupimarca, anexo del distrito chupaquino de .