Durante la firma de su libro El héroe discreto en la librería Íbero de Larcomar, el Premio Nobel de Literatura rechazó firmar un documento de la Cámara Peruana del Libro que le entregó la congresista de Concertación Parlamentaria .

La parlamentaria irrumpió intempestivamente en la cola de seguidores que se había formado en la puerta de la librería a la espera de que se les firme la reciente publicación del escritor. Esto generó algunas pifias en el local.

El Nobel rechazó la solicitud de la legisladora aprista, aunque no se sabe con certeza las razones. Según algunas versiones, Vargas Llosa le habría dicho a Luciana León que no era el momento ni el lugar para firmar nada.

Al final el hecho es que, pese al desplante, a la congresista no le quedó otra opción que solo posar, con una sonrisa incómoda en el rostro, junto al Nobel peruano para las cámaras.

El documento que rechazó firmar el escritor se refiere a un proyecto de ley, que León presentó junto a la Cámara Peruana del Libro, para ampliar la exoneración del pago del impuesto a la renta sobre las regalías que reciben lo autores por concepto de libros editados en el Perú.

FIRMA DE LIBROS CONTINUÓ CON NORMALIDADPasado este incidente, la firma de libros se realizó sin problemas. Por más de una hora, Vargas Llosa estampó su rúbrica en las publicaciones. "Firmar mi libro fue una maravillosa experiencia, sobre todo porque habían venido muchos jóvenes", dijo.