Un , la empresaria María Rosa Castillo, con quien discutía por defender a su expareja, Fernanda Lora Paz (18).

En las imágenes, difundidas por Domingo al Día, se aprecia al joven recriminándole a la mujer por haber hablado mal de la muchacha. "No seas hipócrita ni cínica", le dijo.

En otro momento, el informe periodístico muestra una de las cartas que escribió Arenas Castillo desde el penal .

En la misiva afirma que su vida corre riesgo, por lo que pide garantías. Según afirma, varios internos le han comunicado que su cabeza tiene precio y que el papá de Lora contratará sicarios para matarlo a él, a su familia y a su abogada.

También sostuvo que hoy, durante una audiencia judicial, relatará cómo Lora Paz lo ayudó a quemar el cadáver de Rosa Castillo. "Diré toda la verdad", manifestó.