, confeso autor del delito de parricidio , fue trasladado desde la carceleta del Poder Judicial al penal de Ancón I, conocido como Piedras Gordas, para afrontar desde allí el respectivo juicio.

El sujeto fue llevado en una furgoneta del Instituto Nacional Penitenciario () bajo estrictas medidas de seguridad, para evitar el contacto con la prensa y con personas que se encontraban en las afueras de la carceleta.

Personal del INPE, además, instaló una manga de seguridad que conectaba la puerta de la carceleta del Poder Judicial hasta la parte posterior del vehículo.

Posteriormente, se hizo lo propio , implicada en este caso, quien fue trasladada al establecimiento penitenciario Anexo 1 Mujeres de Chorrillos, situado al costado del expenal Santa Mónica.

El Juzgado Penal de Turno Permanente de Lima por el presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud, en la modalidad de parricidio en grado consumado, en agravio de su madre, al igual que para Lora Paz, considerada cómplice primaria del mismo delito.