No conformes con impedir el normal desplazamiento de los limeños con , los transportistas generaron caos en buena parte del centro de la capital con una movilización hacia el Congreso, que bloqueó la avenida Abancay y otras vías aledañas.

Los manifestantes se desplazaron desde la Plaza Dos de Mayo hacia el Parlamento y la para entregar unos memoriales, en donde expresan su rechazo a la reforma impulsada por la gestión de Susana Villarán.

Ellos son liderados por Omar Calderón, representante del Frente de Transportistas de Lima y Callao, y Julio Rau Rau, presidente de la Corporación Nacional de Empresas de Transporte del Perú (Conet).

Según ellos, el 90% de transportistas se plegaron a la paralización de hoy, pese a que la gerenta de Transportes de Lima, María Jara, dijo que fue un 90% el que no acató la medida.

Calderón indicó que en los memoriales a entregar a las autoridades se señala que la alcaldesa Villarán "emitió ordenanzas anticonstitucionales y no respetó la norma nacional", pues se desplazará de sus labores a casi 150 mil transportistas.

El dirigente agregó que presentará una acción de inconstitucionalidad, para la cual recaban firmas. Además, amenazó con radicalizar su medida con paros escalonados.