Los niños suelen cambiar su comportamiento cuando llega el final del año escolar. (Internet)
Los niños suelen cambiar su comportamiento cuando llega el final del año escolar. (Internet)

El (Minsa) advirtió que algunos padres de familia maltratan física o psicológicamente a sus hijos cuando finaliza el año escolar al ver las bajas notas que estos traen, sin reparar en las consecuencias que esta actitud puede traer.

Según cifras del Módulo de Atención al Maltrato Infantil (MAMIS), entre enero y setiembre de este año 2,965 pequeños fueron maltratados físicamente, indicó el Minsa.

Al respecto, el doctor Carlos Bromley, de la Dirección de Salud Mental del , señala que los padres de familia no pueden exigir buenos resultados cuando durante todo el año no se han dedicado a trabajar con sus hijos.

"Es decir, no se dieron tiempo para revisar sus tareas, ni los apoyaron en los cursos difíciles (…) Es necesario que los padres asuman sus responsabilidades y actúen para evitar que los niños desaprueben los cursos. Pero si no lo han asumido así, deberían tener una posición más condescendiente con sus hijos", indicó Bromley.

Sostuvo que el hecho de saber que el castigo va a llegar en diciembre, junto con la libreta de notas, genera en los menores cuadros de ansiedad y depresión que se manifiestan de diferentese maneras. Los adolescentes entre 12 a 16 años son los más afectados.

Antes de agredir a los niños, el especialista pidió a los padres reparar en el nuevo comportamiento y actitud del menor. Por ejemplo, si se aísla, si no duerme bien, si se encuentra irritable o si responde de forma violenta, puede estar pasando por un cuadro de ansiedad.

Si se encuentra triste, habla poco y tiene más sueño de lo normal, es posible que esté deprimido. Si ambos cuadros existen simultáneamente se debe intervenir con urgencia.