Al promediar las 9:00 p.m. del último martes explotaron los surtidores de combustible del grifo ubicado en la cuadra 4 de la avenida Javier Prado Oeste, en el cruce con la avenida Gonzales Prada, en el distrito de .

El hecho se produjo por la acumulación de gases mal distribuidos en los tanques subterráneos del grifo. "(Fue) un amago por acumulación de gases de combustible", dijo el comandante del , a RPP.

Al momento de la explosión, un camión cisterna con combustible se encontraba en el lugar, situación que generó nervios en los vecinos. "Toda la casa se remeció tras la explosión. Yo pensé que era un atentado", dijo un residente a Frecuencia Latina.

El siniestro dejó un forado en la berma central de la , y varios vidrios rotos de los inmuebles que están alrededor. Asimismo, un vehículo quedó con el parabrisas destruido tras el estallido. La detonación no dejó heridos ni víctimas mortales.

Ante los hechos, el miércoles, personal del municipio distrital inspeccionó el lugar de los hechos, y anunció que se le quitará la licencia de funcionamiento al grifo.