Los imputados también fueron denunciados por tenencia ilegal de arma de fuego y municiones. (USI/Referencial)
Los imputados también fueron denunciados por tenencia ilegal de arma de fuego y municiones. (USI/Referencial)

A solicitud de la Fiscalía Mixta de Mazuko en , el Juzgado de Investigación Preparatoria dictó prisión preventiva para cuatro mineros implicados en la agresión contra policías que intentaban restablecer el orden en el .

Los mineros fueron identificados como Víctor Augusto Ugarte Molleda, Celso Huayta Mamani, Wilfredo Lima Layme y Sixto Rómulo Mamani Paye, quienes bloqueaban junto a un grupo de manifestantes una parte de la vía Interoceánica, en el marco del .

El fiscal Juvenal Calcina Arpi, a cargo del caso, afirmó que los imputados han sido denunciados como presuntos autores de los delitos contra la vida el cuerpo y la salud, en la modalidad de lesiones graves, en agravio de los efectivos Giraldo Richar Torres, Marco Sánchez Reynoso y Edgar Álvarez Hermoza.

También por los delitos contra la seguridad pública, tenencia ilegal de armas de fuego y municiones, en perjuicio del Estado.

Los mineros fueron detenidos portando una pistola Clock 380, con número de serie TW949, abastecida con 10 municiones. También se les halló dos cacerinas abastecidas cada una con 12 municiones de calibre 38 milímetros.

Otros objetos que se les incautaron fueron dos equipos de radio comunicación marca Linton LH200 de color negro y un GPS marca Pendeteksi Ikan, de color azul.

A su vez portaban armas rudimentarias como proyectiles de piedra, conocidas como 'hondas' y 'warakas'.