Luis Castañeda sobre las molestias que generan sus obras "No hay parto sin dolor"

El saliente alcalde hizo un balance de su gestión y agradeció por los ciudadanos. 

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

El alcalde saliente de Lima, Luis Castañeda Lossio , dio un balance general de su gestión 2014-2018 a través de un discurso final mediante Facebook

"Termina un año más y termina también mi gestión municipal. Yo quisiera a la conclusión de la misma hacer algunas referencias, algunas que no se conocen, las áreas que hemos trabajado, entre muchas cosas por cierto, por ser una ciudad de millones de habitantes. Haremos un rápido análisis de las cosas que hemos trabajado", señaló al inicio de su mensaje Castañeda Lossio para luego proceder a enumerar las obras y actividades que realizó su gestión. 

"Yo sé que estoy originando muchísimas, muchísimas molestias pero, voy a tomar una comparación y tratar de adecuarla: no hay parto sin dolor", declaró el alcalde sobre las obras viales, como las de la Panamericana Sur, que han causado el malestar de ciudadanos en la últimas semanas por el intenso tráfico que generan. 

"Hoy tenemos una municipalidad en buen estado, tenemos una clasificación A y una capacidad de endeudamiento, una economía sana de la municipalidad para poder seguir trabajando", dijo Castañeda, en clara alusión a los reclamos que ha venido realizando el alcalde electo, Jorge Muñoz, quien asumirá el cargo el próximo 2 de enero. 

PIDE DISCULPAS POR LAS DEMORAS 

"Pido disculpas por todas las molestias que estamos causando, pero como ya lo expliqué, hemos apurado las cosas, pero realmente no... los trámites burocráticos, repito, nos ha impedido de cierta manera (...)", sostuvo el burgomaestre, quien recalcó que su gestión realizó obras "silenciosamente" y agregó que ese ha sido "su estilo". "No es que lo justifique, creo que debimos comunicar más pero nos hemos abocado tanto al trabajo. Nos entusiasmamos tanto con él [trabajo]”, precisó.

"Hay muchas cosas por seguir hablando, lamentablemente el tiempo es escaso pero siempre estaremos en comunicación, creo que compartimos unas ganas de que las cosas cambien (...) tenemos una responsabilidad a futuro, la ciudad y el país están en un momento convulso, en lugar de estar enfrentándonos unos a los otros, hay que tomarnos de la mano y generar una respuesta que nos dé un futuro, una opción de desarrollo, de ciudad y de país más justo. Muchas gracias por haberme ayudado, motivado, y porque en algo he aliviado el dolor.  Mi mejor compensación estará siempre en arrancar una sonrisa a un niño que trepa entre los arenales y que juega en nuestras escaleras, canchas, y que se baña en nuestros clubes. Muchísimas gracias, feliz año". 

Ir a portada