En extrañas circunstancias, una turista rusa fue hallada muerta en el cuarto del albergue que había alquilado en Maynas, . Ella fue encontrada colgada del cuello con una soga y tenía las manos atadas.

Fue identificada como Daría Yuzhaya (27) y quien dio el aviso fue otro turista, un español, que también se hospedaba en el hotel a orillas del río Amazonas. Por los signos que presentaba, la Policía cree que se trataría de un asesinato.

Yuzhaya llegó al país el último 14 de noviembre y había terminado recientemente su relación con su pareja, quien regresó a Rusia. También se sospecha que podría haber muerto tras participar en un ritual de ayahuasca.