Lluvias torrenciales afectaron a gran parte de los pobladores. (USI/Referencial)
Lluvias torrenciales afectaron a gran parte de los pobladores. (USI/Referencial)

El presidente regional de , Iván Vásquez, informó que las fuertes lluvias han dejado unos 190 mil damnificados, 26 mil hectáreas de cultivo perdidas, 38 centros de salud y 1600 planteles inundados, los cuales se encontraban ubicados en las riberas de los ríos.

Debido a ello, señaló que se ha reunido con el jefe nacional de Defensa Civil, que ha otorgado un terreno para habilitar 1880 lotes donde se construirán viviendas que cuenten con los servicios básicos. "La idea es que después de esta amarga experiencia tenemos que buscar lugares en mejores condiciones y que se encuentren dentro del plan de desarrollo urbano", dijo Vásquez a RPP.

Respecto a la agricultura, la autoridad regional indicó que el Ministerio de Agricultura ha dispuesto la adquisición de 270 toneladas de semillas como maíz, arroz y frijoles, los mismos que serán cultivados con sistemas rotativos de créditos.

Ante los cuestionamientos de ubicar a los damnificados en algunas instituciones educativas, explicó que se llegó a dicha decisión debido a que las carpas son muy frágiles para soportar las lluvias torrenciales de dicha región.

"En la selva no funcionan las carpas, una carpa sometida a tormentas y calles que se vuelven ríos cuando llueve termina destruida en la primera precipitación pluvial, por lo cual se tuvo que recurrir a 48 planteles para ubicar a los afectados. Por ejemplo en el colegio San Martín se ubicaron a 1050 personas", añadió.

Finalmente, dio a conocer que luego de las fuertes lluvias registradas en Loreto, empezó la etapa de la vaciante en los ríos Amazonas, Marañón y Ucayali. "Cuando hay una vaciante, los riesgos de epidemia son altos por lo que se ejecuta un plan de recojo de materia orgánica del río que deja cuando se va, además se realiza trabajos con cordones sanitarias para lo cual se destinó personal de salud", sentenció.