Urrutia sería trasladado hoy a un penal. (José Caja/USI)
Urrutia sería trasladado hoy a un penal. (José Caja/USI)

El pistolero Gerson Urrutia Machuca (31), quien la noche del sábado desató un tiroteo en una boda en la capilla El Sagrario –al costado de la Catedral de Lima–, fue denunciado ayer ante la Fiscalía por los delitos de secuestro, tentativa de homicidio, contra la seguridad pública, tenencia ilegal de armas de fuego y contra el patrimonio cultural.

Los familiares del detenido informaron que este *sufre de esquizofrenia *y que la enfermedad le fue diagnosticada hace ocho años en el hospital Hideyo Noguchi. Se supo que la pericia psicológica practicada por la Policía lo confirmó.

En su declaración ante los agentes de la Divincri Cercado, Urrutia dijo que cometió el delito por sus ideales y que está en contra de la religión católica, así como del abuso contra los más débiles. "No estoy arrepentido. Esto lo planeé hace seis meses. El arma la compré a 2 mil 700 soles en Huancayo", manifestó durante su trasladado a la Fiscalía.

Un mes antes del ataque en la iglesia –donde tomó como rehén al sacerdote Rómulo Rodríguez–, el pistolero contó lo que haría a través de un video en YouTube.

DATO

- "Será llevado a un penal y en el juicio se hará el peritaje psiquiátrico. Si se establece que padece de esquizofrenia, lo declararían inimputable", señaló el penalista Luis Lamas Puccio.