(RPP)
(RPP)

Las fuertes precipitaciones que vienen azotando a han causado diversos estragos en las diferentes partes de la ciudad.

El desborde del río Los Chilcos ocasionó que se inundaran un número indeterminado de viviendas, por los que los pobladores del barrio Mollepampa solicitaron el apoyo de Defensa Civil.

Asimismo, resultaron afectadas las oficinas del proyecto minero , las instalaciones del penal de Huacarís y el cuartel Zepita, además el sistema de alcantarillado en la zona colapsó.