Un nuevo geoglifo fue hallado en la Pampa de Majuelos, en , según informó Masato Sakai, un japonés de la Universidad de Yamagata (Japón) que dirige las investigaciones en el desierto de junto a otros arqueólogos peruanos, como Jorge Olano.

Se trataría de una figura de unos treinta metros de largo, que podría representar un animal con la lengua larga. La parte izquierda presenta una cabeza y la parte derecha podría corresponder al cuerpo y las patas.

"El diseño de la figura no parece ser de tipo realista, sino imaginario", sostuvo Sakai, quien además señaló que para construir este dibujo ancestral se extrajeron piedras y se acumularon formando un bajorrelieve, técnica característica de los geoglifos de la fase Paracas Tardío.

La figura tendría entre 2,000 y 2,500 años de antigüedad, "pero la fecha en que fueron creadas estas figuras misteriosas siempre es controvertida", señala el portal de .