Se planteó destruir 4 mil unidades en un año. (Rafael Cornejo)
Se planteó destruir 4 mil unidades en un año. (Rafael Cornejo)

Pese a que la alcaldesa de Lima, , afirmó hace dos años que en marzo de 2013 se chatarrearían cuatro mil unidades de transporte público, lo cierto es que hasta el momento no se ha llegado ni a la mitad de esa cifra.

Durante su presentación en el Congreso de la República, la burgomaestre capitalina confirmó que solo se han destruido 1,980 buses, cústers y combis.

También detalló que la mayoría de vehículos que se transformaron en chatarra fueron microbuses (58%), seguidos de combis (30%) y de ómnibus (12%).

Al respecto, , presidente del directorio de , señaló que para fines de año se piensa llegar a la meta inicial, o sea, cuatro mil unidades.

Señaló que por cada combi destruida se ha pagado hasta cinco mil dólares, por cada microbús (cúster) hasta 7,500 y hasta diez mil dólares por cada bus de 34 a más asientos.

Refirió que los consorcios ganadores de las licitaciones de ruta se han comprometido a retirar 6,700 unidades en los próximos cinco años.

DATOS

- Las unidades reducidas a chatarra corresponden al 8% del total de vehículos de transporte público que operan en la capital.

- En total se ha pagado más de US$10 millones a los propietarios de las unidades destruidas, según informó la comuna.