(USI)
(USI)

Mañana será un nuevo día clave en el proceso por el asesinato de la empresaria Myriam Fefer. En el caso de Liliana Castro Mannarelli, el titular de la Primera Fiscalía Suprema en lo Penal, Pedro Chávarry Vallejos, pidió un nuevo juicio oral para determinar su presunta complicidad en el crimen por el que Eva Bracamonte, hija de la víctima, quien purga una condena de 30 años de prisión y que mañana podría ser ratificada por la Corte Suprema.

Al respecto, Liliana y su hermana Tatiana se presentaron esta mañana en el set del noticiero Abre los ojos. La primera manifestó su confianza en seguir libre tras la decisiva audiencia de mañana. No obstante, presa de los nervios, rompió en llanto y debió abandonar la entrevista.

"Tengo miedo, pero confío en la objetividad de los jueces", exclamó previamente Liliana. No obstante, después manifestó su indignación por cómo sintió que fue manejado su caso por la justicia y los medios.

"No puedes destruir la vida de una persona por indicios que no tienen sentido… Ni siquiera mi propia fiscal sabe mi caso. O sea ¿En qué clase de justicia me estoy basando?… todo lo que tienen en la cabeza es lo que tienen en la pantalla", dijo momentos antes de salir del estudio.