Obreros trabajaban sin cumplir con las medidas mínimas de seguridad. (USI/Referencial)
Obreros trabajaban sin cumplir con las medidas mínimas de seguridad. (USI/Referencial)

Las lluvias torrenciales que cayeron el miércoles en la sierra ocasionaron un huaico de regulares proporciones, el cual sepultó a dos personas que trabajaban en el mantenimiento de la carretera que une Pallar con Huamachuco.

El teniente gobernador del sector El Potrerillo, Wilfredo Rodríguez Carbajal, informó que el deslizamiento sorprendió a los obreros en el caserío Anamuelle. Los fallecidos trabajaban para la empresa Camesa, concesionaria de Provías, sin cumplir con las medidas mínimas de seguridad.