(Alan Benites)
(Alan Benites)

Un golpe de suerte salvó al médico serumista del Ejército Tomás Ramírez Quezada, quien por una eventualidad no abordó el ómnibus de Transportes Horna que en La Libertad, ocasionando la muerte .

"Yo compré mi pasaje para el día viernes en el bus de Horna, pero el día jueves por la mañana tuve que ir a llevando a un paciente al Hospital de Belén en Trujillo, por lo que no pude cancelar mi pasaje", contó.

Dicho esto, Ramírez lamentó la muerte de sus colegas, entre ellos dos enfermeras del hospital Leoncio Prado así como el doctor Walter Velarde Arteaga.

"Mi más sentido pésame a los familiares de los fallecidos, esta es la segunda oportunidad (que me da la vida)", señaló.