(USI)
(USI)

La delincuencia sigue creciendo en el norte del país. Esta vez, la víctima fue el dueño de una bodega, identificado como Olavi Montoya Acosta (54), quien fue asesinado a balazos por tres sujetos ebrios, con quienes discutió porque se negaban a pagar el costo de las cervezas que habían consumido en su local.

El hecho ocurrió en el distrito de Guadalupe, en la provincia de Pacasmayo (). Tras consumir el licor, los tres presuntos delincuentes se aprestaban a irse del lugar sin pagar, y cuando la víctima les reclamó por el hecho, uno de ellos desenfundó su arma y le disparó sin piedad. Una de las balas le impactó en el tórax, causándole la muerte.

El crimen fue presenciado por la esposa del comerciante, Melba Rodríguez Paredes (39), quien dijo que, tras el asesinato, los malhechores huyeron en una moto lineal con rumbo desconocido. Los bomberos llegaron de inmediato al lugar, pero no pudieron hacer nada, pues Montoya yacía muerto.

La viuda pidió a la Policía que ubique a los asesinos y se haga justicia.