Un policía resultó gravemente herido tras recibir varios disparos en la cabeza al ser emboscado por 10 delincuentes cuando patrullaba en el kilómetro 720 de la Panamericana Norte, a la altura de la ciudad de Chepén, en .

El suboficial Frank Bustamante Fernández (36), perteneciente a la Policía de Carreteras, fue sorprendido junto a su compañero por los hampones, quienes habrían salido de unos matorrales y los redujeron para apropiarse de su armamento, informó América Noticias.

El efectivo sufrió impactos de bala en el lado izquierdo de la frente, debajo del pómulo izquierdo, a la altura del maxilar izquierdo y un orificio de entrada y salida en el oído izquierdo, por lo que su pronóstico es reservado, reportó RPP.

En tanto, las fuerzas del orden iniciaron la búsqueda de los facinerosos, quienes serían de la ciudad de Trujillo y estarían apropiándose de armas de fuego para cometer actos ilícitos en el norte del país.