"Estoy muy amarga porque una persona que mata salga al día siguiente que lo meten preso. ¿Es por qué tiene un buen apellido o porque gana buen dinero?", se preguntó Sadith Cacho durante el velorio de su hermano Jesús Cacho Cabrera, un humilde taxista en un accidente de tránsito ocasionado por un chofer en estado de ebriedad.

Y es que Salvador Larco Alayza (25) ya fue liberado, a pocos días de ser puesto a disposición de la justicia, pese a que conducía a excesiva velocidad y con 1.17 gramos de alcohol en la sangre –más del doble permitido, por lo que que acabó con la vida de Cacho Cabrera.

Según informó el noticiero Abre los ojos, la liberación de Larco Alayza fue ordenada por la jueza Leonor Isabel Peláez Lazúrtegui que, y a la denuncia por homicidio culposo impuesta por el , ordenó que Larco Alayza sea juzgado bajo comparecencia.

"Del dolor pasamos a la indignación, y vamos a ir hasta las últimas consecuencias porque este tipo de personas no pueden estar libres", comentó por su parte Miguel Delgado, familiar del taxista fallecido.

Asimismo, los deudos negaron que la familia de Larco Alayza haya hecho algún tipo de arreglo con ellos. Pese a que el noticiero intentó comunicarse con los familiares del joven denunciado, no obtuvieron respuesta.