La Defensoría del Pueblo en denunció que internos del penal chiclayano de duermen hasta en los baños debido al hacinamiento. Además, advirtió que dicha situación pone un riesgo la salud e integridad de los presos.

Fue el mismo titular de esa entidad, Julio Hidalgo, quien comprobó que, en las cuadras C-3 y C-4 del Pabellón C, los reclusos cubren el piso de los servicios higiénicos – y hasta los inodoros – con maderas, colchones o frazadas para que puedan pasar la noche.

"Hemos reiterado a las autoridades del penal sobre la necesidad de ampliar el complejo penitenciario debido a que tiene una población de 2 mil 951 internos, cuando su capacidad de albergue es solo para 800 personas", agregó.

Al respecto, el director del reclusorio, Walter Adriano Ventocilla, dijo que la comuna de Picsi aún no le entrega la licencia para la construcción de la ampliación del establecimiento carcelario.