Es la segunda vez que los menores intentan escapar. (Difusión)
Es la segunda vez que los menores intentan escapar. (Difusión)

La Policía logró frustrar un nuevo intento de fuga del Centro de Rehabilitación Juvenil José Abelardo Quiñones, más conocido como 'Escuelín', ubicado en el distrito chiclayano de Pimentel. El hecho ocurrió el último viernes, cuando unos 22 internos, liderados por el delincuente juvenil Cristian Joel Castillo Meoño (17) –integrante de la banda –, se amotinaron y protagonizaron desmanes.

El director del referido centro juvenil, Adolfo Cachay, explicó que los menores protestaron por supuestos abusos y arrojaron agua a los colchones con el fin de distraer la atención del personal de seguridad. Luego, en medio de la confusión, rompieron las puertas y las ventanas del establecimiento y estaban a punto de abrir la puerta principal para huir. Sin embargo, fueron detenidos a tiempo y se reforzó la seguridad policial en los alrededores del centro.

"No hubo ayuda externa para el intento de fuga. Lo que pasa es que este grupo no quiere pasar Navidad ni Año Nuevo encerrado", sostuvo.

El coronel Jorge Linares Ripalda, jefe de la Segunda Dirección Territorial de la Policía, indicó que lo más preocupante es que el motín fue encabezado por delincuentes que se fugaron en mayo pasado y que fueron recapturados.

En tal sentido, Cachay señaló que el menor integrante de 'La Gran Familia' –que ha sido sentenciado a cuatro años de encierro por robo agravado y extorsión– es un adolescente problemático. "Su perfil es de extrema peligrosidad, similar al extorsionador 'El Burro' (Jorge Luis Torres Saavedra). Por ello, esperamos que la Fiscalía lo traslade al Centro Juvenil de Diagnóstico y Rehabilitación de Lima, conocido como Maranguita", manifestó.

Tras el nuevo intento de fuga, la Policía reforzó la seguridad del recinto con dos patrulleros y 10 efectivos.

TENGA EN CUENTA

- El pasado 13 de abril, 15 internos fugaron del mismo centro de rehabilitación y solo 13 fueron recapturados por la Policía.

- Aún falta ubicar a Jhonatan Baca, quien estaba recluido por el delito de violación sexual, así como a Juan Carlos Suárez Becerra, acusado de robo agravado.