El desborde del afectó a unas 570 familias del , en (departamento de Junín), informó el jefe de la oficina local de Defensa Civil, Arturo Medina, a la agencia Andina.

La emergencia se presentó después de las 01:00 horas de hoy, ante el incremento del caudal por las intensas lluvias que caen en la región y se concentró en las zonas de Playa Escondida, Fortaleza, Paraíso y Puerto Azul.

La fuerza de las aguas provocó el rebalse de una defensa ribereña levantada por los pobladores y desencadenó la inundación de las viviendas, la mayoría construida con material rústico.

Aún no hay reportes de daños personales, pero la situación de riesgo se mantiene porque las precipitaciones pueden incrementar otra vez el caudal del Perené.

Las lluvias registradas en las últimas horas también ocasionaron daños en las , y , informó el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) basándose en reportes de las autoridades locales.

El incremento del caudal de los ríos Tarma y Tulumayo provocó el corte de la energía eléctrica desde las 19:00 horas de ayer y se coordina con la empresa para el restablecimiento del servicio.

En Chanchamayo, el incremento del caudal del río del mismo nombre afectó 60 metros de defensa ribereña, un centro de reclusión, cuatro viviendas y un hotel, y se cortó el servicio de energía eléctrica desde las 20:00 horas.

En Huancayo, las lluvias dañaron viviendas y se evalúa la situación. Además, hubo zonas urbanas y rurales inundadas, buzones de desagüe colapsados y daños en la sala pediátrica de un hospital.