Otro enfrentamiento. Para Ariel Bracamonte la defensa de July Naters resulta extraña. (Luis Gonzales)
Otro enfrentamiento. Para Ariel Bracamonte la defensa de July Naters resulta extraña. (Luis Gonzales)

Luego de que se refiriera al , la productora de televisión le respondió: "Yo, por amor, no mentiría jamás. Él, por odio, ha mentido muchísimo y lo sabemos todos".

Ariel Bracamonte declaró el último jueves que Naters "se maneja, probablemente, por amor" y que ese sentimiento era el que le hacía ver las cosas de una forma distinta. Esto debido a que fue ella quien contactó a Alba Cecilia Rojas Puerta, supuesta suegra del sicario, con diversos medios de comunicación. Es más, hizo que la ciudadana colombiana enviara una carta notarial que 'limpiaba' tanto a Eva Bracamonte como a 'Payaso'.

Naters aceptó este extraño contacto con la suegra. "No hay ningún vínculo con ese sujeto. Es un trabajo de investigación que se está haciendo desde hace muchísimo tiempo y a muchos periodistas les consta la cantidad de veces que he dado direcciones, huellas digitales de toda la familia Trujillo Ospina. Todo es transparente", concluyó Naters.

LA ACUSACIÓNEstas declaraciones las hizo al término de la audiencia en el penal de Lurigancho, donde la fiscal Verónica Rojas .

En ella se denuncia a Eva por el delito de parricidio, mientras que a Liliana Castro y a Alejandro Trujillo Ospina se les imputa ser autores de homicidio calificado por lucro. La fiscal solicitó para los tres procesados 35 años de cárcel y el pago de una reparación civil de 900 mil soles.

Para Luis Lamas Puccio, abogado de Eva Bracamonte, la Fiscalía solo ofreció pruebas indirectas que no son suficientes para condenarla. La sentencia sería el próximo viernes.

DATOS

– Naters acusó a Ariel de haberse reunido con un vocal de la Corte Suprema.

– El próximo miércoles los abogados de Eva Bracamonte, Liliana Castro y Alejandro Trujillo, expondrán sus alegatos finales.

– Para el entorno de las procesadas, Ariel está presionando al Poder Judicial.

– Según la fiscal, el sicario cobraba unos siete mil dólares por asesinato.