En , Puno, madres de familia agarraron a golpes a un profesor al que acusan de violento, debido a que es agresivo con los escolares del colegio Villa Hermosa.

Personal de Serenazgo tuvo que frenar a las enardecidas mujeres que golpeaban al docente Héctor Coaquira y a algunos de sus acompañantes. El maestro intentó escapar trepando la reja de la escuela, pero fue bajado.

Finalmente, se salvó del linchamiento, pero las madres amenazaron con tomar el colegio. Además de maltratos a los menores, Coaquira es acusado de sostener una gresca con un padre de familia por un préstamo.