Indignante. Un sujeto identificado como Julio César Méndez Quintano ultrajó y embarazó a una niña de solo 12 años en agosto pasado, pero ahora se encuentra libre gracias a una polémica decisión del Poder Judicial.

Según relató la menor, el hombre la interceptó en Santa Eulalia, la amenazó con un cuchilló, la golpeó salvajemente y la violó. Producto del ataque, ella quedó encinta y ahora solo piensa en dejar al niño en adopción apenas nazca.

Lo sorprendente del caso es que el depravado sujeto quedó en libertad a los pocos días por orden de la jueza Liz Mary Huisa Félix, pese a haber confesado que mantuvo relaciones con la niña. Ya en libertad, Méndez Quintano violó a otra menor de 17 años en diciembre.

Las familias de ambas menores violentadas exigen que se sancione al cobarde violador. Por su parte, el ha pedido que se revise el expediente del caso.