Este Viernes Santo, —representante de la Iglesia Católica en Perú— presidió el sermón de las Siete Palabras desde la Catedral de Lima e hizo un llamado a la reconciliación como mensaje de

El cardenal de Lima reconoció que la sociedad peruana no "está acostumbrada a perdonar", producto de la crisis política que atravesó el país y que desembocó en la renuncia del entonces presidente  

"En este país nos estamos acostumbrando a no perdonar. ¡El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra! Esa malicia, dureza, con que agarramos a pedradas al árbol caído, no es una cosa buena", dijo en su homilía.

Cipriani siguió ejemplificando con casos más cotidianos. "Aquel hijo que llega tarde y lo botas y lo gritas. Y aquel marido que regresa medio borracho y le dicen que no regrese nunca más. No es que uno deba aceptar todo, pero no hay paz en la sociedad", agregó.

Para finalizar su sermón sobre la última frase de Jesucristo dijo en la cruz, el cardenal sentenció que "en este momento en el que el país está reclamando unidad y está reclamando perdón, debemos decir que no estamos en venta. ¡No estamos negociando la educación de nuestros hijos! ¡No estamos negociando la libertad de la fe!". 

"No hay reconciliación y no hay perdón. Al que no quieres, a ese hay que perdonarlo", sentenció.