Gabriela Arosemena, una peruana de 22 años, falleció el pasado 5 de mayo luego de caer desde el quinto piso de un edificio en Durango, , y aunque todavía continúan las investigaciones alrededor del caso, los principales sospechosos son su exesposo y quien era su enamorado al momento de su muerte.

La Policía Vasca fue avisada a las 8:20 a.m. del sábado último de que una mujer había caído al patio interior de un bloque de viviendas, desde el piso donde vive un familiar de su actual enamorado. Luego de acudir al lugar, ubicaron a su pareja y lo interrogaron antes de dejarlo en libertad.

La familia de Gabriela en Lima fue avisada de la muerte de la joven por su exesposo, un español de 24 años, a quien ahora ellos acusan como el responsable del incidente. La madre de la fallecida dijo en ATV que su expareja la acosaba constantemente y la habría seguido hasta el departamento del familiar de su actual enamorado.

Tanto el exesposo como el que era su enamorado en el momento de su muerte son sospechosos para la Policía Vasca. El primero, porque conversó con Gabriela por teléfono momentos antes de caer desde el quinto piso y, el segundo, porque podía haber peleado con ella en el inmueble de su familiar.