Los vuelos que salen del aeropuerto Jorge Chávez no sufren ningún tipo de retraso y los horarios se respetan con normalidad a pesar del (Sucta) en reclamo por el pago de gratificaciones y una nivelación salarial.

Los viajes programados tanto al interior del país como al extranjero no se han visto perjudicados debido a la , medida que ha permitido la contratación de 19 controladores de otros países (6 ecuatorianos y 13 panameños) para cubrir los puestos de los trabajadores que acatan la huelga.

AMENAZAN CON HUELGA INDEFINIDODe otro lado, el secretario general del Sucta, Alberto Pimentel, le exigió al Estado que atienda sus reclamos y ejerza su rol de mediador en el conflicto que sostienen con la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac), y aseguró que si no se establecen mesas de diálogo antes de terminar el plazo de 72 horas, entrarán en una huelga indefinida.

"Desde hace 2 días Corpac ha empezado a entregar cartas de despido a los controladores que acataron la huelga", detalló Pimentel, tras insistir que radicalizarán la protesta si "hasta el 25 de diciembre a las 5:00 a.m. no hay ningún acuerdo".