El ministro de Justicia, , confirmó que el Estado peruano enfrenta una nueva demanda ante la por el caso de la procesada senderista Mónica Feria Tinta, quien denunció supuestas violaciones y torturas por parte de agentes de seguridad en 1992.

"Es una senderista que está prófuga, con requisitoria internacional por parte del Perú. Es lamentable que este caso esté sometido a la jurisdicción internacional porque implica una seria desavenencia por parte del Gobierno", señaló el titular del Minjus.

Jiménez agregó que la posición del Ejecutivo se mantendrá firme al igual que en el proceso por el caso . "No nos van a pasar por encima como ha sucedido antes", sostuvo.

Mónica Feria, que fue identificada por la CIDH solo con la inicial 'J', era una estudiante de derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, denunciada por terrorismo en 1992. También era conocida como 'camarada Matilde'. Sin embargo, ahora afirma que estuvo detenida 17 días, en los que se le sometió a diversas torturas.

"SE ESTÁ TRAFICANDO CON LOS DDHH"Por su parte, el congresista aseguró que esta nueva demanda es producto de "un gran negocio nacional e internacional" que trafica con el tema de los derechos humanos.

"Es el principal negocio de las ONG que patrocinan (estos casos) a cambio de pagos con éxito. Es un negocio, una mafia, un tráfico de la materia", señaló.