(USI)
(USI)

El presidente del Instituto Nacional Penitenciario (INPE), , denunció que él y su familia son víctimas de "intimidantes reglajes" por parte de personas aún no identificadas.

Según el titular de la institución penitenciaria, esta situación lo ha obligado a solicitarle al ministro del Interior, Daniel Lozada, un equipo de agentes policiales que resguarden tanto su seguridad como la de su familia.

Aunque Pérez Guadalupe evitó dar detalles sobre esta situación, el ministro de Justicia, Juan Jiménez, apuntó que ese reglaje se debería a la labor de fiscalización realizada por el jefe del INPE para separar a funcionarios corruptos.

"Se ha destituido a 36 funcionarios en siete meses y sancionado a más de doscientos empleados", indicó Jiménez.