(USI)
(USI)

La facilidad con la que huyeron los delincuentes que , el último miércoles, a Félix Rómulo Gonzales Victorio en la notaría Paino, ubicada en la sexta cuadra de la Av. Aramburú (Surquillo), a solo 30 metros de la Dirección de Criminalística (Dircri) y a media cuadra de la Dirección Antidrogas (Dirandro), trajo consecuencias para los agentes que vigilaban ese día ambas sedes policiales.

De acuerdo a fuentes policiales, unos 17 efectivos serían procesados por presunta negligencia punible al no haber actuado oportunamente para detener la huida de los malhechores.

El propio director general de la PNP, , reconoció que los policías persiguieron a los delincuentes por unas cuantas cuadras, pero que no pudieron continuar por el tráfico en la zona.