(USI)
(USI)

Los 24 delegados generales del penal de Lurigancho se pronunciaron para exigir la permanencia del director de dicho centro, , quien por ordenar el corte de cabello de los casi 8 mil internos.

Según dijeron los reclusos, el rapado de cabello es parte de las disposiciones de seguridad interna que acordaron y coordinaron todos los delegados. Además, destacaron que Garay impuso un nuevo estilo de gestión, con orden y respeto, desde que asumió el cargo.

Los presos pidieron que se deje sin efecto la destitución del coronel PNP y expusieron varias peticiones. Incluso, amenazaron con iniciar una huelga de hambre si no cumplen sus requerimientos.

En los últimos meses, Garay Duran realizó en Lurigancho 23 requisas que permitieron incautar desde gallos de peleas hasta armas de fuego, explosivos, celulares, laptops, droga y licor.

Aunque dijo que solo se pronunciaría mediante un comunicado, Garay señaló en su defensa que "no se rapó a los internos. Es un corte tres".