El proyecto se gestó hace cuatro meses.(USI)
El proyecto se gestó hace cuatro meses.(USI)

Un total de 1,800 internos del penal de Lurigancho rompieron el récord Guinness de la mayor cantidad de gente practicando full body juntos en una cárcel, actividad que forma parte del programa de rehabilitación que llevan adelante las autoridades de dicho centro de reclusión.

Bajo la atenta mirada de Roger Romero, oficial de Full Body Fitness Program, y del coronel PNP , director de dicho centro penitenciario, los internos bailaron durante tres horas haciendo un intervalo de cinco minutos cada media hora para hidratarse.

El proyecto, que forma parte de la rehabilitación de los internos, se gestó desde cuatro meses atrás y desde el comienzo los participantes tuvieron dos horas diarias de entrenamiento, fomentando así la disciplina.

"El entusiasmo ha sido tal que queríamos premiar al primer puesto, pero han habido cinco internos que lo hicieron muy bien, hubo un empate", remarcó Garay al señalar que los participantes llegaron acalambrados al final de las tres horas.

Según el director de dicho centro penitenciario, estos ejercicios son una especie de terapia para los reos, dado que muchos se estuvieron levantando a las 5 de la mañana para ensayar. "No ha sido sencillo que ellos acepten este cambio".

"Aquí ya no hay hechos de violencia, queremos dejar de ser vistos como el centro donde se entrenan delincuentes y creo que estamos en ese camino", agregó.

El "full body" ocurre días después de la de cinco delincuentes de la carceleta de este centro penitenciario. Garay recalcó que este evento estuvo planificado con varios meses de anticipación y que se trata de una coincidencia.

El penal de Lurigancho es el único del Perú en el cual la seguridad interna y externa está a cargo de la Policía Nacional.