(RPP/Referencial)
(RPP/Referencial)

Un interno del centro de rehabilitación denominado "Sin cadenas, ni fronteras", ubicado a dos kilómetros de la carretera , se suicidó ahorcándose con una correa.

El cadáver de Marco Aguirre Rojas (54), quien desde hace dos años venía recuperándose de su adicción al alcohol, fue hallado colgando de una de las vigas del techo de su habitación en el referido establecimiento.

Sin embargo se supo que Aguirre Rojas, quien se había convertido en supervisor de los internos, recayó hace cuatro meses y desde hace tres días lo tenían en abstinencia, por lo que se cree que una fuerte depresión lo habría llevado a tomar tal decisión.