Con la columna fracturada y la pierna rota quedó Rosalinda Gamarra Mauricio (45) tras caer el último jueves por el ducto de un ascensor de la galería Santa Lucía, ubicada en el , en .

Gamarra recorría junto a su esposo, Cosme Uribe, el primer piso del establecimiento, cuando chocó con una persona y se precipitó hacia el subsótano. Uribe indicó que la entrada del elevador estaba cubierta solo con una plancha de triplay y que no contaba con las señalizaciones de seguridad correspondientes.

La mujer fue trasladada al , donde permanece internada desde el día del accidente. Su marido indicó que su estado es delicado y que la junta de médicos del nosocomio evalúa su caso con detenimiento.

La clausuró el establecimiento ese mismo día, pero este reabrió sus puertas el último sábado, luego que la Gerencia de Fiscalización y Control de dicha comuna absolviera las observaciones que hizo al local tras el incidente, informó el diario El Comercio.

De otro lado, Uribe indicó a Perú21 que logró contactarse con los dueños de la galería y les pidió que se hagan cargo de la recuperación de su esposa, quien necesita que se le coloquen dos tornillos especiales en las tres vértebras que se rompió producto de su caída. El costo de esta intervención de unos US$15mil.

Asimismo, informó que un grupo de efectivos de la comisaría de Apolo y un fiscal harán una inspección ocular del predio en las próximas horas.