Chips iban a ser entregados al interno Néstor Cipriano Reyes. (Mario Zapata)
Chips iban a ser entregados al interno Néstor Cipriano Reyes. (Mario Zapata)

Un agente del Instituto Nacional Penitenciario (), identificado como Víctor Oswaldo Mel Larrea (33), fue sorprendido esta mañana con 34 chips y un cargador de celular escondidos en los zapatos que llevaba puestos.

La intervención ocurrió a las 7:50 a.m., en el penal El Milagro de Trujillo, luego de una requisa en la que se decomisaron otros siete celulares, ocho baterías y cuatro chips en el pabellón B1 del centro de reclusión.

El funcionario, que se encargaba de la resocialización de los internos en el área de Trabajo, confesó que los 34 chips y el cargador iban a ser entregados al interno Néstor Cipriano Reyes, recluido en el pabellón B2 por omisión a la asistencia familiar.

TAMBIÉN REQUISARON DROGAEn otra intervención del INPE en el mismo penal, Rafel Santiago Vásquez Pereda, servidor de limpieza del Ministerio de Justicia en las oficinas de Defensoría Pública, fue sorprendido con dos paquetes que contenían pasta básica de cocaína (). La droga la escondía en sus zapatos y se sospecha que era para su comercialización dentro del penal.

TAGS RELACIONADOS