El personal de fiscalización de la realizó un operativo de fiscalización en el Mercado Central Fevacel, ubicado en el cruce de las avenidas Tomás Valle con Túpac Amaru, donde vendían animales de manera ilegal.

De acuerdo a la comuna, estas galerías ubicadas en el interior del mercado fueron clausuradas al comprobar que los animales como perros, conejos, aves y entre otros, eran vendidos de forma clandestina mediante afiches y catálogos.

La operación “Rescátame de las calles; no me compres, adóptame”, iniciativa del alcalde del distrito, José Pando, fue puesta en marcha tras las quejas de algunos vecinos, quienes expresaban que los animales eran expuestos en pésimas condiciones.

Según la municipalidad, estos establecimientos se dedicaban a la venta de artículos para mascotas; sin embargo, algunos de los trabajadores ofrecían a escondidas a estos animales para la comercialización.

Tras la operación, los locales fueron clausurados y los animales puesto a disposición de la municipalidad para la examinación correspondiente.

El alcalde ha dispuesto la vigilancia permanente de personal de fiscalización en el citado mercado. “La labor no acaba allí, sino que estamos realizando investigaciones para evitar que se siga comerciando canes en estos lugares”, finalizó.