(Perú21)
(Perú21)

confirmó, en segunda y definitiva instancia administrativa, que las editoriales Santillana S.A. y Asociación Editorial Bruño infringieron el Código de Protección y Defensa del Consumidor, al verificarse que ofrecían a los centros educativos diversos beneficios patrimoniales a cambio de que requieran a los padres de familia la adquisición de sus textos escolares.

La Sala Especializada en Protección al Consumidor del Indecopi resolvió que ambas editoriales distorsionaron el proceso de selección de textos escolares a través de la inclusión de factores ajenos a los criterios estrictamente pedagógicos que deben regir el mismo.

En ese sentido, la Sala confirmó la sanción de 30 Unidades Impositivas Tributarias (UIT), equivalentes actualmente a S/.109,500 a cada empresa editorial, por haber afectado los derechos de los padres de familia y de los alumnos.

Asimismo, se les ordenó como medida correctiva, que a partir de la fecha se abstengan de ofrecer beneficios patrimoniales directos o indirectos a los centros educativos, promotores, directivos o docentes durante el proceso de selección de textos escolares, de conformidad con la normatividad de la materia.

En diciembre del año pasado, ambas editoriales fueron sancionadas por la Comisión de Protección al Consumidor. Sin embargo, dicho pronunciamiento fue apelado por las denunciadas.

Finalmente, Indecopi indicó que en febrero de este año la Comisión de Protección al Consumidor por infracciones similares.

"Estas cinco editoriales también presentaron apelación y el resultado se dará a conocer oportunamente", concluyó.