Sus esfuerzos por extinguir el fuego con unos pocos baldes de agua no fueron suficientes. 264 puestos de un mercado en fueron arrasados por un incendio esta madrugada, dejando a igual número de familias sin sus negocios.

Los puestos habían sido inaugurados recién hace un año, pero un cortocircuito habría originado el siniestro. El fuego se extendió debido a que la mayor parte estaba construida con calaminas y madera.

El centro de abastos se ubica en el cruce de las avenidas César Vallejo y Central. Aparte del fuego, los comerciantes tuvieron que luchar con los ladrones que ingresaron a saquear todo lo que podían.

Los bomberos llegaron al lugar y ordenaron el desalojo y acordonamiento del lugar, pese a la resistencia de los vendedores que no querían dejar sus pertenencias.