Incendian casa en La Molina para ocultar triple homicidio

Pareja de esposos, de 72 y 81 años, y su trabajadora del hogar fueron hallados sin vida en La Molina.

Alejandra García
Alejandra García

Macabro crimen en una residencia de La Molina. La noche del jueves, los bomberos llegaron a sofocar un incendio en la urbanización La Molina Vieja y entre los escombros encontraron los cuerpos sin vida de una pareja de esposos y su trabajadora del hogar. Hasta ese momento todo indicaba que era un siniestro con consecuencias fatales. Sin embargo, la mañana de ayer, el caso dio un giro de 180 grados: se trataba de un triple asesinato.

Cerca de las 6:30 p.m. del jueves, el estruendo de una explosión alertó a los vecinos de la calle Las Dalias. Al salir de sus casas, se percataron de que la vivienda de Livia García Vásquez (72) y de su esposo Melitón Ruiz Sánchez (81) ardía en llamas.

A los pocos minutos llegaron los hombres de rojo, quienes forzaron la puerta para ingresar al inmueble. Ahí encontraron muertos a los propietarios y a su trabajadora del hogar Abigail Ramos Bautista (19), una joven cajamarquina que laboraba con ellos desde hace casi dos años.


HUBO ENSAÑAMIENTO

Si bien en un principio se había presumido que se trataba de un hecho accidental, los peritos de criminalística confirmaron el triple homicidio.
Esto luego de observar que Abigail Ramos tenía un impacto de bala en la cabeza. Ella fue encontrada en su habitación en el primer piso de la casa.

Mientras que la pareja estaba en el segundo piso, en ambientes diferentes.De acuerdo a una nota informativa de la Dirincri, Livia García presentaba lesiones graves en el cráneo y otras partes. La hallaron carbonizada.

En tanto, los policías determinaron que Melitón Ruiz tenía traumatismo encéfalo craneano, así como diversas excoriaciones.

Se informó que la pareja tenía tres hijos. Precisamente, horas antes del triple asesinato, tuvieron un almuerzo familiar. Luego, las víctimas, quienes vivían con una de sus hijas –médico de profesión–, retornaron a su residencia. Esta última tuvo que salir debido a que tenía servicio de guardia. Ante ello, la pareja se quedó solo con la joven empleada.

La Policía informó que el 22 de abril, los esposos habían sido víctimas de robo en su casa. Se llevaron un revólver, un reloj y S/600. Ellos dijeron que sospechaban de un “familiar cercano”.


TENGA EN CUENTA

- Melitón Ruiz, una de las víctimas, era odontólogo asimilado a la Policía. Su esposa, Livia García, fue propietaria y directora de un colegio.
- Abigail Romero, trabajadora del hogar, era la tercera de siete hermanos. Ella dejó Chota hace tres años para laborar en Lima.

Ir a portada