Julio Arbizu,  procurador anticorrupción. (USI)
Julio Arbizu, procurador anticorrupción. (USI)

El procurador anticorrupción, Julio Arbizu, destacó hoy que el nuevo decreto legislativo sobre pérdida de dominio dará mayor facilidad y amplitud a los operadores de justicia para incautar bienes y recursos a los autores de delitos contra la administración pública.

El abogado del Estado consideró que dicha norma emitida por el Poder Ejecutivo, en el marco de las facultades delegadas por el Congreso, es un instrumento importante en la lucha contra esos delitos.

Arbizu explicó que gracias al Decreto Legislativo 1104, ahora la justicia no solo podrá incautar bienes a las organizaciones del narcotráfico, sino también a las personas procesadas por delitos de corrupción.

Según dicha norma, los bienes o recursos adquiridos como consecuencia de los delitos cometidos por concusión, peculado, cohecho, tráfico de influencias, entre otros, podrán ser confiscados a favor del Estado.

"Esto va a permitir hacer incautaciones de bienes relacionados con la comisión de delitos de corrupción, más fácilmente y más ampliamente", subrayó a la agencia Andina.

Arbizu dijo que en los últimos años se había registrado un olvido en la tarea fundamental de la defensa jurídica del Estado de recuperar el patrimonio despojado al país por funcionarios corruptos.