Durante un operativo realizado en una lujosa vivienda ubicada en Huachipa, la incautó media tonelada de cocaína líquida oculta en 900 latas de conservas de espárragos que iban a ser enviadas a Europa.

"La droga tenía como destino la , en España, donde un kilo de cocaína puede costar entre US$40 mil y US$50 mil dólares. Lo incautado equivale a unos US$20 millones", declaró el jefe de la Dirección Antidrogas de la Policía, Darío Hurtado, a la agencia AP.

En la casa de campo también se encontraron ollas, cocinas y otros artefactos usados para disolver la droga y colocarla en las conservas. Además, se detuvo a dos ciudadanos colombianos apodados 'Popeye' y 'Canoso'.

En 2005, la Policía holandesa incautó casi dos toneladas de cocaína enviadas, también dentro de conservas de espárragos, desde Perú al .

Según la Dirección Estadounidense Antidroga (DEA), nuestro país es el con 325 toneladas métricas anuales.