La Policía Fiscal decomisó en cerca de una tonelada de pollos en estado de descomposición que iban a venderse en varios lugares en los que se preparan 'broaster' y alitas fritas.

Las aves incautadas se expedían en puestos ambulantes en la cuadra 4 de la avenida San Pablo, donde los inescrupulosos comerciantes las ofrecían a S/.1.00 y S/.2.00 el kilo.

Los pollos, que debido a la putrefacción tenían un color rojizo y verdusco, mueren en las granjas y son traídos de manera ilegal a los vendedores, indicó en RPP el oficial a cargo del operativo.